¿Cómo es la Cocina Española?; Sabrosa, sana, tradicional, creativa, variada, porque se descubre en las tapas, porque se disfruta en los restaurantes populares y en la alta cocina. La gastronomía española es famosa en todo el mundo, como demuestra el reconocimiento internacional de sus chefs. También es saludable y un ejemplo de la dieta mediterránea.

El aceite de oliva es el ingrediente estrella; el jamón ibérico, motivo de orgullo nacional; y los vinos españoles, el acompañamiento perfecto para un brindis. Rioja es el vino más internacional de España, pero encontrará opciones para añadir a su bodega en todo el país.

¿Cómo es la Cocina Española?

Cómo es la Cocina Española

¿Qué Caracteriza a la Cocina Española?

La gastronomía española se ha diferenciado de la francesa e italiana por el sabor de sus platos, que no utilizan ingredientes como especias y condimentos en sus recetas. La cocina española conserva la influencia del Mediterráneo en sus platos más conocidos y ha reafirmado su impronta característica a través de la utilización de diversos ingredientes de origen natural en su elaboración, procurando elaborar platos saludables que resalten las prácticas culinarias tradicionales españolas.

España es un país situado en Europa Occidental, que ocupa la mayor parte de la Península Ibérica y está fuertemente influenciado por el Mar Mediterráneo. Está formada por 17 comunidades y dos ciudades autónomas, que han influido en sus prácticas gastronómicas y en la construcción de la cocina española en torno a regiones geográficas.

La gastronomía española se caracteriza por la variedad de ingredientes empleados en la elaboración de los platos más famosos y típicos del país. Los principales ingredientes de la cocina española son el pescado, la carne, la fruta, las verduras, las legumbres, los embutidos y los quesos, que suelen aderezarse con aceite de oliva y acompañarse de diferentes tipos de vino. El denominador común de los platos típicos es la influencia de las prácticas culinarias de la región mediterránea, que permite un equilibrio entre las prácticas rurales y la diversidad costera.

¿Cuáles Son las Regiones Gastronómicas de España?

No se puede explicar cómo es la cocina española sin profundizar en la gastronomía de sus regiones, así que vamos a hablar un poco sobre cada una de ellas.

Gastronomía del Norte

La cocina gallega se basa en los ricos recursos de la costa cantábrica y las rías gallegas. Sus pescados y mariscos son muy apreciados en toda España y su cocina se basa principalmente en ellos y en las verduras y legumbres que se cultivan en sus huertas.

Además de sus pescados y mariscos, destacan las patatas gallegas o cachelos, las hortalizas (coles, nabos, etc.), las excelentes carnes (ternera blanca de sabor muy característico) y sus vinos (ribeiro, valdeorras, albariños) producidos en las Rías Baixas.

La cocina tradicional asturiana es rica en recetas y diversidad, con platos sólidos y contundentes como la fabada, las fabes con almejas o el arroz con leche. La calidad del pescado y la carne hace de estas tierras un bastión de la buena mesa. Su huerto cuenta con productos frescos para acompañar sus variados platos. Su litoral, situado en la vertiente cantábrica, ofrece una buena selección de pescado, por lo que su gastronomía cuenta con buenos pescados y mariscos frescos.

La cocina asturiana es muy diversa, debido a su geografía. De sus montes y dehesas del interior proceden las carnes de vacuno y cordero, los embutidos de cerdo, los pescados de río y una gran variedad de muy buenos quesos (Cabrales, Los Beyos, Afuera ‘l Pitu, Gamonedo…).

Cantabria tiene buen pescado y carne. Desde el cocido montañés de los Picos de Europa hasta las anchoas y sardinas preparadas de la forma más sencilla y exquisita. El pescado y la leche son dos de los ingredientes más destacados de Cantabria.

Los guisos de pescado son recetas populares en los pueblos pesqueros, donde también hay una excelente tradición de salazones: las anchoas de Santoña y Castro Urdiales. El cocido montañés, más al interior, elaborado con alubias blancas, col y cerdo, también tiene una fuerte base popular.

Durante muchos años, la cocina vasca fue considerada indiscutiblemente la mejor de España. Hoy en día existen dos cocinas vascas diferenciadas: la tradicional, rica en materias primas, compuesta por excelentes carnes, pescados y guisos acompañados de deliciosos postres, y otra, más reciente, extraordinariamente sofisticada y creativa, que hunde sus raíces en la rica cocina tradicional, revolución iniciada por Arzak hace varias décadas y que hoy cuenta con jóvenes maestros y líderes de la cocina mundial como Martín Berasategui, entre otros.

La cocina riojana es rica en tradiciones culinarias. Entre los platos o recetas más representativos se encuentran las patatas a la riojana con chorizo; los pies de cordero; las alubias rojas; y la fritada. No hay que olvidar sus maravillosos vinos.

Pamplona es un punto de encuentro entre la auténtica cocina vasca del norte y la del sur, más aclimatada a la producción de verduras y otros productos de inmejorable calidad. La cocina navarra ofrece platos cuya fama trasciende a todas las regiones españolas: txistorras, pochas, bacalao al ajoarriero, etc.

Aragón es una región diversa y, para muchos, desconocida, cuyo paisaje y clima rurales y montañosos contribuyen a una cocina basada en recetas tradicionales y muy ricas: Arroz ajoarriero, bacalao chilindrón, guiso de Alcañiz, cardo ajoarriero con bacalao y gambas, cazuela enmigada, farinetas, jarretes con alcachofas, gratinado de patatas con queso de oveja, postre de requesón, recao de Binéfar o trucha con jamón y pimientos.

Cocina levantina

La cocina catalana tiene una rica historia de tradiciones culinarias y un presente que la sitúa en lo más alto de la gastronomía mundial. Es una de las cocinas mediterráneas más saludables y su diversidad y riqueza la convierten en una de las más singulares y excelentes de Europa.

Hay tradición de arroces, carnes y mariscos, magníficos y únicos embutidos, platos como la escalibada, el empedrat, los calçots, el rico conejo de mil maneras, los fesols, las setas… Las salsas básicas son: la picada, que se utiliza en casi todos sus guisos, el sofrito y todo el aceite i (ajo-aceite). Sus condimentos: azafrán, canela y chocolate.

Valencia se asocia a la paella, pero su gastronomía popular ha ido más allá de este plato popular. La riqueza de la huerta valenciana, la diversidad de las tierras valencianas, el interior, las influencias de Aragón o Castilla-La Mancha, sin olvidar Cataluña, constituyen un riquísimo patrimonio culinario.

Dentro de la cocina murciana hay dos cocinas. La del interior (en este caso, la península y la huerta murciana) y la de la costa. En un espacio tan reducido, la riqueza y variedad es extraordinaria. Algunos platos típicos que podemos mencionar son el zarangollo, la ensalada murciana, los paparajotes, las marineras, los michirones o el pastel de carne.

El litoral del Mar Menor es una zona muy especial, con especies y productos que ofrecen una gastronomía única en la riqueza del Mediterráneo español. A ello se suma la inigualable tradición de la huerta murciana, con hortalizas que rivalizan con las de Navarra y frutos de verano de secano únicos en el mundo.

La cocina andaluza es tan variada como diferentes son las zonas de su territorio. La cocina mediterránea del aceite de oliva, los pescados tan diferentes de un lado a otro del Estrecho de Gibraltar, la caza y las buenas carnes ibéricas, materias primas de excelente variedad y calidad.

En Andalucía destaca el gazpacho andaluz, el pescaíto frito de Málaga, el pescado cocinado de mil maneras diferentes: a la sal, a la roteña (como la urta a la roteña). Cada provincia tiene su propia identidad. Desde Almería, que se inscribe en la cocina levantina (arroces, pescados), hasta Huelva, con sus dehesas y sierras, sus cerdos ibéricos alimentados con bellotas, sus guisos y otros manjares, pasando por el típico rabo de toro y el salmorejo de Córdoba.

La cocina del interior

Debido al clima frío y nevado, Castilla-La Mancha tiene una cocina generosa, abundante y dura. Algunos platos típicos son: ajo mataero, pringue y de harina, atascaburras, arroz con liebre, caldereta manchega, cochifrito, duelos y quebrantos, embutido de orza (salchichas, chorizos, costillas, lomo, morcilla), huevos a la porreta (también llamados «sesos a la porreta», o simplemente «porreta»), migas de pastor, perdiz en vinagre, pipirrana, pisto manchego o zarajos.

En Madrid, los callos y el cocido madrileño son platos tradicionales. Pero la cocina madrileña es una síntesis de la castellana (Castilla y León y Castilla-La Mancha) y de otras influencias españolas. Es un modelo (por utilizar un término actual) de cocina de fusión.

La faceta más conocida de la cocina castellana es, sin duda, el cochinillo y el cordero asados. En Castilla, el cordero, la liebre, el conejo, la perdiz o el cerdo se preparan con el mismo cuidado que las migas, las truchas o el escabeche. Lo mismo ocurre con los dulces.

Las recetas extremeñas contienen ingredientes maravillosos de una tierra rica en recursos donde los cerdos pastan en las dehesas a base de bellotas. Las recetas extremeñas son sencillas, pero tienen una extraordinaria personalidad y la riqueza de una materia prima que se recrea en la excelencia más tradicional.

La cocina extremeña va desde una simple vinagreta de aceitunas negras hasta los platos más típicos de la geografía española en versión extremeña: migas, cocido, gazpacho, caldereta…

Cómo es la Cocina Española - Gastronomía de España

Historia de la Cocina Española

Que mejor manera de explicar cómo es la cocina española, que irnos hasta sus orígenes.

Innumerables culturas han influido en la historia de la gastronomía española. Los fenicios dejaron sus salsas, los griegos enseñaron a España las virtudes del aceite de oliva, y los romanos, cartagineses y judíos también incorporaron elementos de su gastronomía a la cocina española.

Durante la Edad Media surgieron en la península tres culturas, con tres religiones distintas, con diferentes reglas dietéticas impuestas por sus religiones: cristianos, musulmanes y judíos.

Sin embargo, fueron los árabes los que, durante sus siglos de dominio, tuvieron un impacto más notable en la cocina española: introdujeron la fruta y los condimentos ligeros en la dieta ibérica, así como las combinaciones de fruta y frutos secos con carne y pescado. El arroz, elemento básico de la gastronomía española, y, por tanto, toda la gama de arroces, proceden directamente de los árabes, al igual que el uso del azafrán, la canela y la nuez moscada.

Tras el descubrimiento de América, llegaron a España alimentos de estas nuevas tierras, como el tomate, la vainilla, el chocolate, las legumbres y las patatas.

La gastronomía española del Siglo de Oro estaba llena de contrastes culinarios y sociales. Por un lado, estaba la cocina de la Corte, llena de excesos y platos abundantes, y por otro, la cocina popular que acumulaba conocimientos del pasado. La población en general se alimentaba de pan y productos elaborados a partir de la transformación de los cereales.

A partir del siglo XVIII, la influencia francesa se reflejó finalmente en la vida literaria, las costumbres y la gastronomía. La cocina clásica española quedó relegada al campo y se transmitió de boca en boca.

Entre la Primera Guerra Mundial y la Guerra Civil española no hubo avances culinarios significativos. La cocina europea de principios del siglo XX sobrevivió al periodo de entreguerras y, a medida que la economía se recuperaba del periodo bélico, los hábitos alimentarios se fueron recuperando. En la década de 1960, se produjo un boom del turismo y fue en ese momento cuando se introdujo la paella.

A finales del siglo XX, el auge de la actividad hostelera y de los restaurantes de autor propició la aparición de cocineros como Juan María Arzak, Santi Santamaria o Karlos Arguiñano, que buscaban una modernidad o una nueva combinación de sabores de la cocina clásica española. La cocina en miniatura y la nouvelle cuisine surgieron con Ferran Adrià, que creó platos con nuevos conceptos culinarios (aires, humos, espumas, esferificaciones, etc.), ingredientes y estilos.

Cómo es la Cocina Japonesa - Comida Japonesa

Platos Típicos de España

La cocina española es una de las más variadas y deliciosas del mundo. Combinando todo tipo de ingredientes de origen vegetal y animal, y aderezados con el mejor aceite de oliva virgen extra, hay platos de la cocina española que se han ganado una reputación por derecho propio.

Gracias a la privilegiada situación geográfica de España, a su clima y al saber hacer de sus agricultores y ganaderos, disponemos de las mejores materias primas de este país, que dan a nuestros platos tradicionales un sabor y unas características únicas. ¿Quiere saber cuáles son los platos más típicos de la gastronomía española?

  • 1. Tortilla de patatas

    Es, sin duda, el plato más típico de España. Y probablemente uno de los favoritos de los españoles. Una tortilla recién hecha siempre se agradece a cualquier hora del día. La tortilla está hecha de patatas y huevos y la gran pregunta es: ¿Te gusta la tortilla con o sin cebolla?

  • 2. Jamón ibérico

    Otra de las especialidades de la casa «made in Spain» es el jamón ibérico. El 5J o pata negra es el mejor del mundo. Por cierto, el jamón es el bien más preciado para los españoles que viven fuera. Si vas a visitar a un amigo que vive fuera de España y no le llevas un jamón, te hará dormir en el sofá, estás avisado.

  • 3. Salmorejo cordobés

    Es uno de las recetas más típicas del sur de España. El salmorejo es el plato estrella de Córdoba. Se hace con tomates, pan, ajo, vinagre y aceite. Muy fácil de preparar, es delicioso, sobre todo en los días de verano, ¡y se puede comer solo!

  • 4. Gazpacho andaluz

    El gazpacho es similar al salmorejo, pero no es lo mismo, y es también uno de los platos más típicos de Andalucía. Es una sopa fría elaborada con tomates y pan, pepino, cebolla, ajo, pimiento verde y aceite. Es uno de los platos más populares con la llegada del calor.

  • 5. Paella

    La paella es el plato más típico de España en el extranjero. Es tan famoso que incluso tiene un icono de Whatsapp. Es muy popular en la Comunidad Valenciana, pero es fácil de encontrar en toda España.

  • 6. Fabada asturiana

    Si hablamos de platos típicos españoles por regiones, en Asturias la reina del principado es la fabada asturiana. La fabada es un plato tradicional a base de fabes con morcilla, chorizo y tocino. Es un plato muy contundente que da ganas de comer. Por su consistencia, es muy típico comerlo en invierno.

  • 7. Migas

    Las migas son otro de los platos populares de España y uno de los más extendidos. Tenemos migas extremeñas, migas aragonesas, migas andaluzas, migas manchegas y gachasmigas (típicas de Murcia). Como puedes ver, hay muchas variedades. Como su nombre indica, las migas se hacen con pan rallado acompañado (según la especialidad de cada comunidad autónoma) de chorizo, huevo, tocino, ajo… De hecho, las variedades son infinitas. Es un plato muy calórico. Si estás a dieta, mejor pedir una ensalada.

  • 8. Pulpo a la gallega

    El pulpo a la gallega o pulpo a feira es uno de los platos más típicos de Galicia, pero está tan bueno que se come en toda España. El pulpo se cuece hasta «asustar al pulpo» y se suele servir con patatas en una tabla de madera. Cubierto con aceite, sal y pimentón, ¡está buenísimo!

  • 9. Cocido montañés

    El cocido montañés es el plato más típico de Cantabria. Es un plato muy abundante, así que no se puede decir que no se pueda comer en el norte. Está hecho de alubias blancas, col y compango (costillas adobadas, tocino, chorizo, morcilla).

  • 10. Calamares

    Los calamares son muy típicos de Madrid, aunque también se pueden encontrar en varias provincias en diferentes variedades y formas de cocinarlos. Ya sean calamares a la romana, sepias, chipirones, chopitos o las típicas rabas de Santander.

  • 11. Marisco

    El marisco es uno de los platos típicos de la Navidad en España, aunque también se come si se quiere dar un capricho. Entre los mariscos más típicos de la costa española destacan las navajas, los centollos, las gambas, los mejillones en salsa, los langostinos, las almejas, las cigalas, las ostras y un largo etcétera.

  • 12. Croquetas

    Aunque son originarias de Francia, también es muy típico en nuestro país comer una buena ración de croquetas. Ya sea con jamón, carne, atún, queso o lo que más te guste. Además, son muy fáciles de hacer en casa. Se elaboran con una base de bechamel acompañada del ingrediente estrella de la croqueta (ya sea queso, jamón, atún, las opciones son infinitas). Una vez hecha la masa, sólo hay que dejar que se enfríen, darles forma, recubrirlos con la masa y ya están listos para ser consumidos en la sartén. Si quieres pedirlos en un bar como ración, suelen ser bastante baratos y deliciosos.

  • 13. Patatas con ali oli y patatas bravas

    Otro de los platos más típicos de España es la patata ali oli. Las patatas se hierven en una salmuera y se sirven frías con salsa ali oli, una salsa totalmente adictiva hecha con ajo y aceite.

    Las que se sirven calientes son las patatas bravas. Se trata de patatas fritas cortadas en dados y servidas con una salsa picante que tiene su origen en Madrid, pero que se encuentra en toda la gastronomía española.

  • 14. Aceitunas aliñadas

    Es el aperitivo más típico de España. Suelen comerse antes de la comida o incluso en muchos bares se sirven como tapa mientras se espera a ser servido. Cuidado: entran como semillas. Antes de que te des cuenta, ya te las has comido todas.

  • 15. Churros

    ¿Te apetecen unos churros con chocolate? Este es otro de los platos típicos españoles, tanto para el desayuno como para la merienda. No sólo son típicos en España, sino también en otras partes del mundo, pero en España es muy fácil encontrar churrerías donde tomar un buen chocolate con churros, sobre todo en invierno. ¿Quién podría comer churros ahora mismo? También es bueno si has salido por la noche, es una buena comida para después de la fiesta.

  • 16. Cordero asado o cordero lechal

    Si eres vegetariano, puedes saltarte este. El cordero es otro de los platos típicos españoles, especialmente de Castilla y León. El cordero asado se cocina en un horno de leña y se sirve en ollas de barro.

  • 17. Patatas a la riojana

    Las patatas a la riojana es un guiso caliente hecho con patatas y chorizo. Es típico de la provincia de La Rioja, pero también está extendido por toda España. Perfecto para entrar en calor en invierno, acompañémoslo con un Rioja de la zona.

  • 18. Cocido madrileño

    El cocido madrileño es otro de los platos más típicos de España y, como su nombre indica, es el plato estrella de Madrid. Es un guiso de garbanzos con patatas, verduras, carne y grasa de cerdo. Es muy nutritivo y se sirve en «tres vuelcos». Primero una sopa, luego los garbanzos con patatas y finalmente la carne.

  • 19. Embutido Ibérico

    Las opciones de embutidos salados en España son infinitas. Desde la chistorra de Navarra, la morcilla de Burgos, el lomo ibérico de Salamanca, la butifarra de Cataluña, la longaniza, la cecina de León, el salchichón, la sobrasada de Baleares y un millón de opciones más. ¡Es una de nuestras delicias!

  • 20. Papas arrugadas con mojo picón

    Las papas arrugadas son muy típicas de las Islas Canarias. Se hacen con patatas pequeñas, llamadas papas bonitas, cocidas en sal. En Canarias hay muchas salsas para acompañar las papas, pero la más típica es el mojo picón. Este plato es tan bueno que está considerado como una de las 7 maravillas gastronómicas de España.

  • 21. Pan de tumaca

    Una variedad que recomendamos para el desayuno en España es el pan tumaca. Su origen está en Cataluña «pa amb tomàquet», pero es muy fácil de encontrar en todo el país. Es un pan con tomate y aceite. Pruébalo y te darás cuenta de que las cosas más sencillas son las más sabrosas. Está para chuparse los dedos.

  • 22. Marmitako

    Y para terminar este artículo sobre la gastronomía española, nos vamos al País Vasco a probar el marmitako. Se trata de un guiso a base de atún con patatas, cebolla y pimiento verde. También es muy típico de las fiestas populares del norte de España.

Mejores Chefs Españoles

En España, encontrará restaurantes famosos y excelentes chefs de fama mundial, que consiguen crear una exquisita e inmejorable cocina española con un clásico sabor mediterráneo. Para terminar de explicar cómo es la cocina española, vamos a hablar de nuestros representantes culinarios más notables.

Algunos de los chefs más famosos de España son:

Joan, Josep y Jordi Roca

Empezamos con Joan, Josep y Jordi Roca. Estos tres hermanos han revolucionado sin duda el mundo de la cocina española. Puedes visitar su restaurante, El Celler de Can Roca, para disfrutar de su exquisita cocina, que ha sido calificada como el mejor restaurante del mundo.

Los hermanos ofrecen una cocina de vanguardia con raíces en la cocina tradicional catalana. Debido a su fama mundial, para sentarse en una de sus mesas hay que reservar con al menos un año de antelación.

Juan Mari Arzak

El siguiente es Juan Mari Arzak. Es sinónimo de la llamada nueva cocina española, de la que es el máximo representante desde hace años. Es sin duda un referente en la gastronomía española, y fue nombrado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras por el Ministerio de Cultura francés en 1993.

Hoy, junto con su hija Elena Arzak, forman un equipo para seguir ofreciendo la calidad y el gran sabor de sus platos.

Martín Berasategui

Ahora vamos a hablar de Martín Berasategui, conocido en toda Europa por dar a conocer todas las delicias que ofrece la cocina vasca. Es un chef galardonado con tres estrellas Michelin.

Su restaurante Lasarte lleva la innegable marca de su cocina. Martín Berasategui puede describirse como un chef preocupado por preparar alimentos que no sólo tengan buen sabor y aspecto, sino que también sean saludables.

Ferrán Adriá

En esta lista tenemos a Ferrán Adriá. El New York Times lo ha calificado como el mejor chef del mundo, un gurú de la gastronomía molecular, un investigador de la gastronomía, creativo y curioso.

Es un chef que ha revolucionado la cocina mediante la aplicación de deconstrucciones, esterificaciones, espumas y nitrógeno líquido, y que ha llevado la gastronomía española al mundo. También se le considera un gran influyente e innovador en el mundo de la cocina actual.

Pedro Subijana

Con su restaurante Akelarre, en San Sebastián, es un chef muy reconocido por sus pescados y mariscos y por su forma de interpretar y aplicar la cocina vasca, presentando platos sencillos pero sabrosos y con su inconfundible toque personal.

Cultiva sus propias hierbas y tiene su propio departamento de investigación y desarrollo culinario.

José Andrés

José Andrés es un chef español que actualmente vive en Estados Unidos y ha sido incluido en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo de la revista Time. Nacido en Asturias en 1969, ingresó en la Escuela de Restauración y Hostelería a los 15 años, donde compaginó sus estudios con un aprendizaje práctico en El Bulli a las órdenes de Adrià. Al terminar sus estudios, decidió trasladarse a Estados Unidos, donde empezó a trabajar.

Ahora dirige varios restaurantes de prestigio en Washington, D.C., que ofrecen especialidades latinas y españolas en forma de «tapas», introduciendo este concepto, tan arraigado en la cocina española, en todo el mundo. De hecho, fue su restaurante Jaleo el que introdujo la cocina de tapas en Estados Unidos.

Carme Ruscalleda

Procede de una familia de agricultores y comerciantes. Estudió charcutería, además de empresariales, y se incorporó al negocio familiar de embutidos con su marido. Dentro del negocio de embutidos, incorporó una sección de comida casera para llevar. En 1988 abrió un restaurante llamado Sant Pau en Sant Pol de Mar y en sólo tres años obtuvo su primera estrella Michelin, en 1996 la segunda y en 2006 la tercera. En 2004 abrió un restaurante de cocina catalana en Tokio (Sant Pau), que recibió dos estrellas Michelin. Los dos últimos están en Moments, donde su hijo está a cargo.

Ángel León

Ángel León es un cocinero español conocido como el «chef del mar» por su pasión y tratamiento del marisco, el pescado y otros productos marinos. Es propietario y chef del restaurante Aponiente, situado en El Puerto de Santa María (Cádiz). A lo largo de su carrera, ha recibido cinco estrellas Michelin y tres Soles Repsol. Comenzó sus estudios de cocina en una taberna de Sevilla. Tres años después se trasladó a Francia para trabajar en un restaurante de Burdeos (Le Chapon Fin).

Tras varios años fuera, volvió a Cádiz para crear el restaurante Aponiente, especializado en mariscos y elaboraciones con presentaciones originales y curiosas. El Wall Street Journal incluyó su restaurante entre los diez mejores de Europa en 2011 y el New York Times lo consideró «uno de los diez restaurantes del mundo a los que merece la pena volar».

¿Qué hay que estudiar para ser cocinero? Los cursos de cocina online con soporte académico Doctrina Qualitas (Certificación InternacionalDiploma Universitario ) van dirigidos a todas aquellas personas que, sin tener experiencia profesional en el ámbito de la cocina y la gastronomía, deseen adquirir una formación que les permita iniciarse en la actividad a nivel profesional e ir escalando a base de experiencia para convertirse en jefe de cocina.

Ver otras Formaciones Relacionadas!

Curso de recepcionista de Hotel Online
Máster en Enología Online
Estudiar hostelería
No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «¿Cómo es la Cocina Española?», te animamos a estudiar cocina online para convertirte en un verdadero Chef o Cocinero Profesional! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Cocina por Países » ¿Cómo es la Cocina Española? | Estudiar Cocina Online
Doctrina Qualitas