Cómo Separar las Claras de las Yemas de Huevo; Separar las claras de las yemas es una práctica habitual en la cocina. Quizá tu receta pida sólo claras o sólo yemas, o quizá sólo quieras revolver claras para un desayuno menos calórico. Sea cual sea la razón por la que separas las claras de las yemas, siempre debes hacerlo con el mayor cuidado posible.

Veamos como separar las claras de las yemas fácilmente.

Cómo Separar las Claras de las Yemas de Huevo

4 Razones para separar las claras de las yemas

A menos que hiervas, frías o escalfes un huevo entero, hay varias razones por las que debes separar las claras de las yemas. Las más comunes son:

1. Las instrucciones de la receta piden huevos separados. Si una receta pide 2 claras o 3 yemas, no debes romper los huevos en un cuenco sin más para recuperarlos. Separar la clara de la yema puede ser menos eficiente, pero es más eficaz.

2. Para evitar la contaminación. Separar cuidadosamente las claras de las yemas, una a una, garantizará que ninguna yema se filtre en la clara. Un poco de clara con la yema está bien, pero no quieres que ninguna yema contamine la clara.

3. Una yema puede estar rota. A todos nos ha pasado: Rompes un huevo en un cuenco con la esperanza de recuperar la yema, sólo para descubrir que la yema está rota. Nunca se sabe si la yema está rota hasta que se abre el huevo. Por eso, para estar seguros, separarla de la clara es siempre una buena idea.

4. Puede que tengas un huevo de doble yema. Al igual que ocurre con la yema rota, nunca sabrás si un huevo tiene doble yema hasta que lo abras. Aunque las yemas dobles son raras, ocurren, y pueden estropear seriamente las cantidades de tus recetas.

4 Consejos para separar las claras de las yemas

Separar las claras de las yemas es uno de los trucos de cocina más útiles que existen. Esto es lo que debes saber antes de empezar:

  1. Lávate primero las manos. Además de deshacerte de la suciedad, lavarte las manos eliminará los aceites de la piel que, al entrar en contacto con las claras de huevo, pueden impedir que se esponjen.
  2. Utiliza huevos fríos. Las yemas frías son más fáciles de separar de la clara. Además, las yemas a temperatura ambiente tienen más probabilidades de romperse que las frías.
  3. Lávate las manos después. Los huevos crudos contienen salmonela. Para evitar la contaminación cruzada con otros ingredientes, lávate las manos después de separar los huevos.

Guía paso a paso: Cómo Separar las Claras de las Yemas

Aunque pienses utilizar el huevo entero, cascarlo en un solo recipiente puede ser arriesgado. Ahí es donde entra en juego el método manual. Recuerda: Las manos limpias son tu arma secreta.

He aquí cómo separar las claras de las yemas de huevo:

1. Rompe el huevo en la mano sobre un cuenco pequeño. Atrapa la yema en la palma de la mano ahuecada mientras dejas que la clara gotee por tus dedos hasta el cuenco. Utiliza este cuenco sólo para la clara con la que estés trabajando en ese momento.
2. Deja caer la yema en un segundo cuenco pequeño. Utiliza este bol sólo para reservar las yemas.
3. Vierte la clara en un tercer bol grande. Hazlo después de cada huevo y utiliza este cuenco sólo para reservar las claras.

Otros 4 Métodos para Separar las Claras y las Yemas de los Huevos

Además del método manual, también hay otras formas de separar las claras de las yemas. Pero pruébalos bajo tu propia responsabilidad, ya que no siempre te protegen de las yemas rotas.

El método de la cáscara de huevo, también conocido como método tradicional

1. Casca el huevo limpia y uniformemente por la parte más gorda de la cáscara.
2. Rompe la cáscara en dos mitades iguales sobre un cuenco.
3. Pasa la yema de una cáscara a la otra, inclinando los huevos hacia delante y hacia atrás y dejando que la clara gotee de las cáscaras al cuenco. Repite la operación hasta que la mayor parte de la clara haya goteado en el bol.4. Deja caer la yema en un segundo cuenco.

El método de la espumadera

1. Sujeta una espumadera sobre un cuenco.
2. Rompe el huevo en la espumadera.
3. Deja que la clara gotee en el cuenco. Inclina ligeramente la cuchara para facilitar el proceso.
4. Deja caer la yema en un segundo cuenco.

El método de la botella de agua

1. Casca el huevo en un cuenco.
2. Aprieta una botella de plástico limpia. Manteniéndola apretada, coloca la boca de la botella sobre la yema del huevo.
3. Suelta el apretón lentamente y observa cómo la presión del aire succiona la yema hacia el interior de la botella, inclinándola ligeramente para que no se derrame. Esto puede requerir cierta práctica.
4. Deja caer la yema en un segundo recipiente.

El método del embudo

1. Sujeta un embudo sobre un cuenco o en la boca de una botella de plástico limpia.
2. Rompe el huevo en el embudo.
3. Deja que la clara gotee en el bol.
4. Vierte la yema en un segundo cuenco.

Además, un separador de huevos comprado en la tienda también puede ayudarte a separar las claras de los huevos.

Cómo separar la clara de la yema con la cáscara rota

Si la cáscara del huevo está rota, tienes que tener mucho cuidado al separar la clara de la yema. Aquí tienes algunas cosas que puedes probar:

  • Agranda la grieta y mira si puedes salvar el huevo.
  • Si la rotura es lo bastante pequeña, intenta hacer una segunda grieta más grande en otra parte del huevo y comprueba si puedes continuar como de costumbre.
  • Vierte con cuidado todo el contenido del huevo en un cuenco y saca la yema con una espumadera.
  • Si todo lo demás falla, tira el huevo a la basura y utiliza uno fresco y sin romper. O prepara un revuelto rápido como tentempié.

Cómo separar la clara de la yema rota

La mejor forma de recoger la yema rota de la clara es utilizando una cáscara de huevo vacía. Sumerge la mitad de la cáscara en los huevos y recoge la yema rota. La cáscara es como un imán para la yema y debería recogerla toda.

No es probable Extremadamente probable
AUDIBLE

Si te ha gustado la publicación “Cómo Separar las Claras de las Yemas de Huevo«, te animamos a estudiar cocina para convertirte en un verdadero Chef o Cocinero Profesional!