Desayuno Típico Inglés; El desayuno tradicional inglés es una institución nacional. A la mayoría de nosotros nos encanta un desayuno inglés completo; incluso puedes viajar al extranjero, a los centros turísticos del Mediterráneo en España por ejemplo, y encontrar este plato esencialmente británico a la venta en cafeterías y restaurantes.

A veces también llamado «fry-up», el desayuno típico inglés completo consiste en huevos fritos, salchichas, tocino, tomates, champiñones, pan frito y a menudo una morcilla blanca o negra. Se acompaña de té o café y tostadas calientes con mantequilla. Hoy en día, el desayuno también puede incluir otros artículos como frijoles horneados y papas fritas.

Desayuno Típico Inglés, ¿Qué se Desayuna en el Reino Unido?

Desayuno Típico Inglés

Hay muchas versiones regionales de este alimento básico. Por ejemplo, el Ulster Fry incluye pan de soda irlandés; el desayuno escocés cuenta con un scone de tattie (bollo de patata) e incluso tal vez una rebanada de haggis; el desayuno galés cuenta con pan de lavanda (barra lawr, hecho de algas marinas); y el desayuno de Cornualles a menudo viene con pudín de cerdo de Cornualles (un tipo de salchicha).

La tradición del desayuno inglés se remonta a la Edad Media. En esta época, había normalmente sólo dos comidas al día: desayuno y cena. El desayuno se servía a media o a última hora de la mañana, y normalmente consistía sólo en cerveza y pan, con quizás algo de queso, carne fría o chorreado.

La nobleza o la alta burguesía solía servir un suntuoso desayuno en ocasiones sociales o ceremoniales como las bodas. La misa de la boda tenía que celebrarse antes del mediodía, así que todas las bodas se celebraban por la mañana. La primera comida que los nuevos novios tomaban juntos era el desayuno y se conocía como «desayuno de boda».

En la época georgiana y victoriana, los desayunos se habían convertido en una parte importante en las fiestas de fin de semana en una casa o una cacería y se servía un poco antes. A la nobleza le gustaba entretenerse abundantemente y eso incluía el desayuno típico inglés.

Los desayunos eran tranquilos y se exhibía plata y cristalería para impresionar a los invitados del anfitrión.

Además de los huevos y el tocino, que aparecieron por primera vez a principios del siglo XVIII, el banquete del desayuno típico inglés también podría incluir despojos como los riñones, carnes frías como la lengua y platos de pescado como arenques y kedgeree, un plato ligeramente condimentado de la India colonial de arroz, pescado ahumado y huevos cocidos.

La era victoriana vio surgir una rica clase media en la sociedad británica que deseaba copiar las costumbres de la nobleza, incluyendo la tradición del desayuno inglés. Cuando las clases medias salían a trabajar, el desayuno comenzaba a servirse más temprano, normalmente antes de las 9 de la mañana.

Sorprendentemente, el desayuno típico inglés también era disfrutado por muchas de las clases trabajadoras. El agotador trabajo físico y las largas horas de trabajo en las fábricas de la Revolución Industrial significaban que era necesario una buena comida a primera hora de la mañana. Incluso en los años 50, casi la mitad de la población adulta empezaba el día con una buena fritura inglesa.

En el mundo actual, consciente de la salud, se puede pensar que un desayuno típico inglés no es la forma más saludable de empezar el día, pero algunos expertos sostienen que una comida así por la mañana estimula el metabolismo y no tiene por qué ser insalubre, especialmente si la comida es a la parrilla en lugar de frita.

Quizás el desayuno típico inglés sigue siendo tan popular, no sólo porque es delicioso, sino simplemente porque ha sido disfrutado durante siglos por personas de todas las clases sociales. Se sirve en todas partes en Gran Bretaña: en hoteles de lujo, posadas rurales, casas de huéspedes, B&B, cafés y restaurantes. A veces también encontrarás un «desayuno para todo el día» en el menú, ya que es una comida que puede disfrutarse a cualquier hora del día.

Para mucha gente trabajadora, el desayuno entre semana, si es que se come, a menudo consiste en sólo un trozo de tostada y una taza de café instantáneo. Pero los fines de semana, ¿Qué podría ser mejor que un desayuno típico inglés completo y tranquilo con los periódicos de por la mañana?.

¿Qué desayunan los londinenses?

Los londinenses pueden desayunar una variedad de platos, pero algunos de los desayunos más populares incluyen el tradicional «desayuno inglés» o «desayuno completo», que suele incluir huevos fritos, tocino, salchichas, frijoles, champiñones, tomate y una rodaja de pan tostado. Otros desayunos populares en Londres incluyen panecillos con mantequilla y mermelada, cereales, yogur, fruta, té o café. Además, es común que se sirva un desayuno buffet en los hoteles. Con la influencia de la inmigración, el desayuno puede variar desde una comida tradicional inglesa hasta un desayuno continental o un desayuno de comida internacional.

Los beneficios del desayuno típico inglés

Como hemos dicho, el desayuno típico inglés, también conocido como «desayuno completo» o «desayuno inglés completo», consiste en una combinación de diferentes alimentos que incluyen huevos fritos o revueltos, tocino, salchichas, champiñones, tomates asados, frijoles cocidos, pan tostado y té o café.

A continuación, se presentan algunos de los beneficios del desayuno típico inglés:

  1. Proporciona una buena cantidad de proteínas: Los huevos, tocino y salchichas son fuentes de proteína, lo que ayuda a mantener la sensación de saciedad y a mantener los niveles de energía estables durante el día.
  2. Contiene fibra: Los frijoles cocidos, champiñones y tomates asados son ricos en fibra, lo que ayuda a mantener el sistema digestivo saludable y reduce el riesgo de enfermedades del corazón.
  3. Aumenta el metabolismo: Al consumir alimentos ricos en proteínas y fibra en el desayuno, se puede aumentar el metabolismo y ayudar a quemar más calorías durante el día.
  4. Puede ayudar a controlar el apetito: Al tener un desayuno completo, es menos probable que sienta hambre antes del almuerzo, lo que puede ayudar a controlar el apetito y evitar la tentación de comer bocadillos poco saludables.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el desayuno típico inglés también puede ser alto en grasas saturadas y calorías, lo que puede contribuir a problemas de salud a largo plazo si se consume con frecuencia y en grandes cantidades. Por lo tanto, se recomienda disfrutar este desayuno con moderación y como parte de una dieta equilibrada.

Las variaciones del desayuno típico inglés

Existen variaciones regionales y opciones de personalización que pueden hacer que este desayuno sea más saludable o más adecuado a las preferencias individuales. A continuación, se presentan algunas de las variaciones más comunes del desayuno inglés:

  1. Vegetariano: Esta variación incluye los mismos ingredientes que el desayuno típico inglés, pero se eliminan las salchichas y el tocino. En su lugar, se puede añadir queso, champiñones y espinacas.
  2. Light: Esta opción implica reducir la cantidad de alimentos grasos y pesados en el desayuno. Por ejemplo, se puede optar por huevos revueltos en lugar de huevos fritos, y se pueden añadir frutas frescas en lugar de los frijoles cocidos.
  3. Opciones de pan: En lugar de pan tostado, se pueden ofrecer opciones de pan integral o panecillos para añadir variedad y nutrientes adicionales a la comida.
  4. Desayuno escocés: Esta variación se basa en el desayuno inglés, pero se reemplaza el tocino con un filete de salmón ahumado y se añade una porción de haggis.
  5. Desayuno irlandés: El desayuno irlandés es similar al desayuno inglés, pero con una porción adicional de black pudding y una rebanada de pan soda.

En general, el desayuno inglés se puede adaptar para satisfacer diferentes gustos y requisitos dietéticos. Por lo tanto, es una opción versátil y satisfactoria para aquellos que buscan una comida sustanciosa y energética para empezar el día.

¿Por qué el desayuno típico inglés es tan popular?

El desayuno típico inglés se ha convertido en una comida icónica y muy popular en el Reino Unido, y esto se debe a varias razones:

  1. Es una comida abundante: El desayuno típico inglés es una comida muy satisfactoria que proporciona una gran cantidad de energía para el día. La inclusión de proteínas, grasas y carbohidratos complejos lo hace especialmente adecuado para aquellos que tienen un día activo por delante.
  2. Es una comida tradicional: El desayuno inglés ha sido una parte integral de la cultura gastronómica británica durante muchos años. Como resultado, se ha convertido en una comida muy arraigada en la sociedad y es vista como una parte importante de la identidad nacional.
  3. Ofrece una gran variedad de sabores: El desayuno inglés incluye una amplia variedad de alimentos, desde huevos hasta tocino, pasando por champiñones y frijoles cocidos. Esto significa que hay algo para todos los gustos, y se pueden combinar diferentes alimentos para crear una experiencia gastronómica única.
  4. Es una comida social: El desayuno inglés es a menudo una comida que se comparte con amigos o familiares. Se puede disfrutar en un ambiente relajado y casual, lo que lo hace perfecto para los fines de semana o días festivos.

Los secretos para hacer un desayuno típico inglés perfecto

Hacer un desayuno típico inglés perfecto puede parecer una tarea desalentadora, pero con algunos consejos útiles, se puede lograr una comida deliciosa y satisfactoria. A continuación, se presentan algunos secretos para hacer un desayuno típico inglés perfecto:

  1. Prepara todos los ingredientes de antemano: Antes de empezar a cocinar, asegúrate de tener todos los ingredientes listos y preparados. Esto te permitirá cocinar todo a la vez y garantizar que todo esté listo al mismo tiempo.
  2. Utiliza ingredientes de alta calidad: El desayuno inglés es una comida sustanciosa, por lo que es importante utilizar ingredientes de alta calidad. Utiliza huevos frescos, tocino de buena calidad y salchichas de cerdo de buena procedencia.
  3. Cocina los ingredientes correctamente: Cada ingrediente debe cocinarse de manera adecuada. Los huevos pueden ser fritos, revueltos o cocidos; el tocino y las salchichas deben cocinarse bien pero no quemarse; los tomates y los champiñones deben cocinarse hasta que estén tiernos pero no demasiado blandos.
  4. Asegúrate de que todo esté caliente: El desayuno inglés debe ser servido caliente, por lo que es importante tener todo listo al mismo tiempo y servirlo inmediatamente. Si es necesario, puedes mantener los ingredientes calientes en el horno a baja temperatura hasta que todo esté listo para servir.
  5. Sirve con acompañamientos adecuados: Los acompañamientos son una parte importante del desayuno inglés. Asegúrate de tener pan tostado, mantequilla, mermelada y una taza de té caliente para completar la experiencia.

¿Cuál es el plato típico de Londres?

Londres es una ciudad multicultural, aparte del desayuno típico inglés, no hay un plato típico que se pueda considerar representativo de toda la ciudad. Sin embargo, algunos platos que se asocian con la cocina tradicional de Londres incluyen:

  • Fish and chips: plato tradicional británico compuesto por pescado frito con patatas fritas.
  • Roast beef and Yorkshire pudding: plato tradicional de carne asada, con puré de patatas y Yorkshire pudding, una especie de bizcocho alto y suave.
  • Shepherd’s pie: pastel de cordero con puré de patatas y queso rallado en la parte superior.
  • Bangers and mash: salchichas y puré de patatas.
  • Puddings: postres tradicionales ingleses, como el pudding de manzana, el pudding de pasas o el pudding de rosquillas.
  • Curry: Con la inmigración, el curry se ha vuelto muy popular en Londres, y se pueden encontrar muchos restaurantes de comida india y pakistaní en la ciudad.
  • Street foods: Con la influencia de la inmigración también se han vuelto populares las comidas de la calle, como el falafel, el kebab, los tacos y los perritos calientes.

¿Cuántas veces comen los ingleses al día?

En general, los ingleses suelen comer tres veces al día: desayuno, almuerzo y cena. El desayuno a menudo se sirve entre las 7:00 y las 9:00 de la mañana y suele incluir alimentos como pan tostado, cereales, huevos, tocino y salchichas. El almuerzo se sirve entre las 12:00 y las 1:00 de la tarde y suele ser una comida ligera, como un sandwich o una ensalada. La cena se sirve entre las 6:00 y las 8:00 de la noche y suele ser la comida principal del día. Además, algunas personas también toman un tentempié o «merienda» en la tarde, como una galleta o una barra de chocolate.

No es probable Extremadamente probable
AUDIBLE

Si te ha gustado la publicación “Desayuno Típico Inglés«, te animamos a estudiar cocina online para convertirte en un verdadero Chef o Cocinero Profesional!