¿Qué es el Gratinado en la Cocina?; Uno de los acabados más deliciosos que podemos hacer en la cocina es el gratinado. Seguro que todos sabéis perfectamente a lo que nos referimos, la técnica de cocción en la que se cubre una preparación culinaria con una preparación que sólo puede ser de queso, queso bechamel, queso con pan rallado… y se mete en el horno para que reciba el calor. Desde la parte superior, con la que es posible derretir el queso y crear una corteza dorada y más o menos crujiente dependiendo de la preparación realizada.

¿Qué es el Gratinado en la Cocina?

El gratinado es una técnica culinaria que se utiliza para dorar la parte superior de un plato, generalmente mediante la adición de queso o pan rallado y la aplicación de calor directo a través del grill o el horno. El resultado final es una capa crujiente y dorada que se forma en la superficie del plato.

El gratinado se utiliza comúnmente en platos como lasañas, cazuelas, sopas, verduras, patatas y gratinados de pasta, entre otros. Para gratinar un plato, se suele espolvorear queso rallado, pan rallado o una mezcla de ambos sobre la superficie antes de colocarlo en el horno. A medida que el plato se hornea, el queso se derrite y se dora, y el pan rallado se vuelve crujiente y dorado.

El gratinado no solo añade sabor y textura a los platos, sino que también los hace más atractivos visualmente. Además, la técnica del gratinado también puede utilizarse para recalentar y dar una nueva vida a las sobras de alimentos.

Cómo se Utiliza el Gratinado en la Cocina

Como hemos dicho, el gratinado se utiliza en la cocina para dar un toque crujiente y dorado a la parte superior de los platos. A continuación, se detallan los pasos para realizar un gratinado:

  1. Preparación del plato: antes de gratinar un plato, es importante que esté bien cocido y que tenga los ingredientes adecuados. Por ejemplo, si se va a gratinar una lasaña, se debe cocinar la pasta y preparar la salsa y el relleno antes de colocarla en el horno.
  2. Añadir el topping: una vez que el plato esté listo, se puede añadir el topping. Este puede ser queso rallado, pan rallado, o una mezcla de ambos. Es importante que se cubra toda la superficie del plato para obtener un gratinado uniforme.
  3. Cocinar en el horno: después de añadir el topping, se debe colocar el plato en el horno y cocinarlo a una temperatura alta para que se dore rápidamente. Es importante estar atento al proceso de gratinado, ya que puede tardar unos minutos en dorarse completamente.
  4. Servir: una vez que el gratinado esté dorado y crujiente, se debe sacar del horno y servir caliente. El resultado final es un plato delicioso y atractivo visualmente.

Tipos de Gratinado

Existen varios tipos de gratinados que se pueden utilizar en la cocina. A continuación, se describen algunos de los más comunes:

  1. Gratinado de queso: es el más popular y consiste en añadir queso rallado sobre la superficie del plato antes de gratinarlo en el horno. El queso se derrite y se convierte en una capa dorada y crujiente.
  2. Gratinado de pan rallado: consiste en espolvorear pan rallado sobre la superficie del plato antes de gratinarlo en el horno. El pan se dora y se vuelve crujiente, dando una textura diferente al plato.
  3. Gratinado de queso y pan rallado: es una combinación de los dos anteriores, y se utiliza tanto queso como pan rallado para gratinar el plato. El resultado es una capa dorada y crujiente con una textura diferente.
  4. Gratinado de mantequilla: se utiliza mantequilla en lugar de queso o pan rallado para gratinar el plato. La mantequilla se derrite y se dora, dando al plato una textura suave y cremosa.
  5. Gratinado de huevo: consiste en añadir huevo batido sobre la superficie del plato antes de gratinarlo en el horno. El huevo se dora y se vuelve crujiente, dando una textura diferente al plato.

¿Cómo se puede gratinar en el horno?

Gratinar en el horno es una técnica de cocina que consiste en cocinar un alimento cubriendo su superficie con una capa de queso rallado o pan rallado, y luego calentándolo en el horno hasta que se dore. A continuación, se describen los pasos básicos para gratinar en el horno:

  1. Calentar el horno: precalentar el horno a una temperatura de 180 a 200 grados Celsius.
  2. Preparar el alimento: cocer o cocinar el alimento que se desea gratinar. Asegúrate de que esté cocido de forma adecuada antes de proceder a gratinarlo.
  3. Agregar el queso rallado o pan rallado: espolvorear una capa uniforme de queso rallado o pan rallado sobre la superficie del alimento.
  4. Colocar en el horno: colocar el alimento en un recipiente adecuado para hornear y colocarlo en el horno precalentado.
  5. Hornear: cocinar el alimento durante unos 10-15 minutos, o hasta que el queso o el pan rallado estén dorados y crujientes.
  6. Servir: sacar el plato del horno y servirlo caliente.

Es importante tener en cuenta que el tiempo de cocción puede variar dependiendo del alimento que se esté gratinando y de la cantidad de queso o pan rallado que se utilice. Es recomendable vigilar el alimento mientras se cocina para asegurarse de que no se queme.

Bestseller No. 1
Cecotec Horno Integrable Bolero Hexa C126000 Black A 2800 W, 77 L de capacidad, 4 Funciones, Steam...
  • Cocina para toda la familia con su gran capacidad de 77 litros y sus 5 posiciones de bandejas.
RebajasBestseller No. 2
Bosch - Horno Multifunción, 60 cm, Serie 6, Recetas Automáticas, Asistente de Limpieza con Agua,...
  • Multifunción (7 funciones): Sistema de calentamiento 3D Profesional, Calor superior e inferior,...
RebajasBestseller No. 3
Balay 3HB4131X2 - Horno, Multifunción, A, Encastrable, 60 cm, 71 l, 7 F, Aqualisis, Ap. Abatible,...
  • Control Comfort: dos mandos y un display táctil para lograr un funcionamiento realmente sencillo
RebajasBestseller No. 4
Bosch - Horno Multifunción, 60 cm, Serie 4, Asistente de Limpieza con Agua, Negro, HBA512ES0
  • Sistema de calentamiento 3D Profesional: resultados perfectos cocinando simultaneamente en 3 niveles

¿Qué herramientas se pueden utilizar para gratinar?

Existen varias herramientas que se pueden utilizar para gratinar en el horno, algunas de las cuales incluyen:

  1. Recipientes para hornear: estos recipientes son ideales para gratinar, ya que permiten cocinar el alimento de manera uniforme y recolectar cualquier exceso de líquido o grasa.
  2. Rejilla: se utiliza para colocar el alimento en el horno, permitiendo que el aire circule alrededor del alimento mientras se cocina.
  3. Raspador: se utiliza para remover el queso rallado o pan rallado que se ha adherido al recipiente para hornear.
  4. Cuchillo: se utiliza para cortar el alimento antes de gratinarlo.
  5. Espátula: se utiliza para colocar el alimento en el recipiente para hornear y removerlo del horno una vez cocido.
  6. Pinzas de cocina: se utilizan para colocar y retirar el recipiente para hornear del horno.

Es importante asegurarse de utilizar herramientas adecuadas para el tipo de alimento que se va a gratinar y también asegurarse de limpiar y mantener en buen estado las herramientas para evitar contaminación y prolongar su vida útil.

Bestseller No. 1
RebajasBestseller No. 2
Pyrex Asador rectangular de cristal, 40 x 27 cm
  • Vidrio borosilicato: alta resistencia al choque térmico
Bestseller No. 3
Bestseller No. 4
Alluflon Tradizione Italia, Bandeja para el Horno, Fuente con Superficie de Piedra, Revestimiento...
  • Revestimiento antiadherente efecto piedra Hardoise, no contiene PFOA, Níquel ni Bisfenol A

¿Qué alimentos se pueden gratinar?

Se pueden gratinar una variedad de alimentos, algunos ejemplos incluyen:

  1. Verduras: se pueden gratinar verduras como brócoli, coliflor, berenjena, calabacín, etc.
  2. Papas: se pueden gratinar papas cocidas y ralladas, acompañadas de queso rallado y otros ingredientes.
  3. Pescado y mariscos: se pueden gratinar pescado como el salmón o el atún, o mariscos como las almejas o los camarones.
  4. Carne: se pueden gratinar platos de carne como la lasaña, el cannelloni o el gratinado de pollo.
  5. Pasta: se pueden gratinar platos de pasta como los macarrones, el risotto o el gratinado de lasagna.
  6. Huevos: se pueden gratinar huevos cocidos con queso rallado y otros ingredientes.

Es importante tener en cuenta que algunos alimentos requieren una cocción previa antes de gratinar, como las verduras, el pescado o la carne, y algunos alimentos ya cocidos, como la pasta, solo requieren de una capa de queso rallado y una cocción en el horno para gratinarlos. Es recomendable seguir las recetas específicas para cada alimento para asegurar un gratinado adecuado y delicioso.

Ejemplos de Recetas de Gratinado

Aquí hay 4 recetas de gratinados deliciosas y fáciles de preparar:

1 Gratinado de papas:

Ingredientes:

  • 6 papas grandes, peladas y cortadas en rodajas finas
  • 2 tazas de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 taza de queso rallado
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:

  1. Precalentar el horno a 375°F (190°C).
  2. En una sartén, derretir la mantequilla y añadir la harina. Mezclar hasta que esté suave.
  3. Añadir la leche y mezclar bien. Cocinar a fuego medio hasta que la mezcla espese.
  4. Añadir el queso rallado y mezclar bien.
  5. En una fuente para horno, colocar una capa de papas. Añadir una capa de la mezcla de queso y repetir hasta que se terminen las papas.
  6. Cubrir con papel aluminio y cocinar en el horno durante 45 minutos.
  7. Quitar el papel aluminio y cocinar por 15 minutos más o hasta que esté dorado y crujiente en la parte superior.

2 Gratinado de coliflor:

Ingredientes:

  • 1 cabeza de coliflor, cortada en floretes
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche
  • 1 taza de queso rallado
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:

  1. Precalentar el horno a 375°F (190°C).
  2. Cocinar la coliflor en agua con sal durante 5 minutos. Escurrir y colocar en una fuente para horno.
  3. En una sartén, derretir la mantequilla y añadir la harina. Mezclar hasta que esté suave.
  4. Añadir la leche y mezclar bien. Cocinar a fuego medio hasta que la mezcla espese.
  5. Añadir el queso rallado y mezclar bien.
  6. Verter la mezcla de queso sobre la coliflor en la fuente para horno.
  7. Cubrir con papel aluminio y cocinar en el horno durante 20 minutos.
  8. Quitar el papel aluminio y cocinar por 10-15 minutos más o hasta que esté dorado y crujiente en la parte superior.

3 Gratinado de pollo y pasta:

Ingredientes:

  • 2 tazas de pasta cocida
  • 2 tazas de pollo cocido, desmenuzado
  • 1 taza de espinacas frescas, picadas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche
  • 1 taza de queso rallado
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:

  1. Precalentar el horno a 375°F (190°C).
  2. En una sartén, derretir la mantequilla y añadir la harina. Mezclar hasta que esté suave.
  3. Añadir la leche y mezclar bien. Cocinar a fuego medio hasta que la mezcla espese.
  4. Añadir el queso rallado y mezclar bien.
  5. En un tazón grande, mezclar la pasta, el pollo y las espinacas.
  6. Añadir la mezcla de queso a la pasta y mezclar bien.
  7. Verter la mezcla en una fuente para horno.
  8. Cubrir con papel aluminio y cocinar en el horno durante 20-25 minutos.
  9. Quitar el papel aluminio y cocinar por 10-15 minutos más o hasta que esté dorado y crujiente en la parte superior.

4 Gratinado de tomate y mozzarella:

Ingredientes:

  • 4 tomates grandes, cortados en rodajas
  • 2 tazas de queso mozzarella rallado
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:

  1. Precalentar el horno a 375°F (190°C).
  2. En una fuente para horno, colocar una capa de rodajas de tomate.
  3. Espolvorear una capa de queso mozzarella rallado sobre el tomate.
  4. Repetir hasta que se terminen los tomates y el queso.
  5. Espolvorear el pan rallado por encima y rociar con aceite de oliva.
  6. Hornear durante 20-25 minutos o hasta que esté dorado y crujiente en la parte superior.
  7. Servir caliente.

Estas son solo algunas recetas de gratinados, pero puedes experimentar con diferentes ingredientes y sabores para hacer tus propias versiones deliciosas.

Consejos para Utilizar el Gratinado

Aquí te dejamos algunos consejos para utilizar el gratinado en tus platos:

  1. Elige los ingredientes correctos: Para obtener el mejor resultado, es importante elegir ingredientes que se complementen bien entre sí y que tengan una textura adecuada para el gratinado. Por ejemplo, las verduras suaves como el brócoli o las espinacas funcionan bien en los gratinados, así como las proteínas como el pollo o el pescado.
  2. Asegúrate de que los ingredientes estén cocidos: Si usas ingredientes crudos en un gratinado, es posible que no se cocinen adecuadamente en el horno. Asegúrate de cocinar los ingredientes previamente antes de agregarlos al gratinado.
  3. Elige el tipo correcto de queso: Algunos tipos de queso, como el queso cheddar o el parmesano, funcionan mejor para gratinar debido a su textura y sabor. Sin embargo, también puedes experimentar con otros tipos de queso para obtener diferentes sabores y texturas. Ver Cómo Rallar Queso Sin Rallador
  4. Utiliza una fuente para horno adecuada: Es importante utilizar una fuente para horno que sea lo suficientemente grande como para contener todos los ingredientes del gratinado. Además, debes asegurarte de que la fuente para horno sea apta para el horno que estás utilizando.
  5. Vigila el gratinado mientras se cocina: Es importante vigilar el gratinado mientras se cocina para asegurarte de que no se queme. Si notas que el gratinado está dorándose demasiado rápido, puedes cubrirlo con papel aluminio para evitar que se queme.
  6. Deja que el gratinado repose antes de servirlo: Es recomendable dejar que el gratinado repose durante unos minutos después de sacarlo del horno.

¿Cuál es el mejor queso para gratinar?

Existen varios tipos de queso que se pueden utilizar para gratinar, pero algunos de los más comunes y recomendados son:

  1. Queso parmesano: Es un queso duro y sabroso, con un sabor intenso y nutrido. Es ideal para rallar y utilizar como capa superior para gratinar pastas, verduras y carnes.
  2. Queso mozzarella: Es un queso suave y con alto contenido de humedad, cuando se cocina se funde fácilmente y tiene un sabor delicioso, es ideal para gratinar platos como las lasañas, cannelloni, y pizza.
  3. Queso cheddar: Es un queso duro y sabroso, con un sabor intenso y nutrido. Es ideal para rallar y utilizar como capa superior para gratinar papas, verduras y carnes.
  4. Queso gouda: Es un queso semi-duro, con un sabor suave y una textura cremosa, se puede rallar o rebanar para gratinar platos como las lasañas, cannelloni, y papas.
  5. Queso emmental: Es un queso duro, con un sabor suave y una textura aireada, es ideal para rallar y utilizar como capa superior para gratinar platos como las lasañas, cannelloni, y papas.

Es importante tener en cuenta que cada queso tiene un sabor y textura diferentes, y algunos son más adecuados para ciertos platos que otros. Es recomendable experimentar con diferentes tipos de queso para encontrar el que mejor se adapte a tus preferencias y a la receta que estás cocinando.

Ver Cómo Conservar el Queso Correctamente

Beneficios del Gratinado

El gratinado puede aportar varios beneficios a los platos y a la experiencia culinaria en general. A continuación, se detallan algunos de los beneficios del gratinado:

  1. Sabor: el gratinado puede mejorar el sabor de los platos, ya que el queso, el pan rallado o la mantequilla utilizados para gratinar pueden añadir un sabor adicional y delicioso.
  2. Textura: el gratinado puede añadir una textura crujiente y dorada a los platos, lo que puede ser especialmente agradable en platos que de otra manera serían suaves o blandos.
  3. Presentación: el gratinado puede hacer que los platos se vean más atractivos visualmente, lo que puede mejorar la experiencia culinaria en general.
  4. Reciclaje de sobras: el gratinado es una buena forma de reciclar sobras de comida, ya que se puede añadir queso, pan rallado o mantequilla a los restos y gratinarlos para darles un nuevo sabor y textura.
  5. Fácil de preparar: el gratinado es una técnica culinaria relativamente sencilla y fácil de preparar, lo que lo hace accesible para cocineros principiantes o aquellos que tienen poco tiempo para preparar comidas.

¿Qué es gratinar en el microondas?

Gratinar en el microondas es una técnica de cocina en la que se utiliza el microondas para cocinar un alimento cubriendo su superficie con una capa de queso rallado o pan rallado. A diferencia de gratinar en el horno, el microondas cocina de forma diferente, ya que utiliza ondas de microondas para calentar el alimento desde el interior hacia el exterior.

El proceso para gratinar en el microondas es similar al de gratinar en el horno, pero es importante tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. Usar recipientes adecuados: el recipiente debe ser apto para el microondas, no utilizar recipientes metálicos ya que estos no son aptos para el microondas.
  2. Cocción: el tiempo de cocción es menor, porque el microondas cocina más rápido que el horno. Es importante vigilar el alimento y controlar el tiempo para evitar quemar el queso o el pan rallado.
  3. Potencia: es recomendable cocinar en potencia media o baja para evitar quemar el alimento o el queso rallado.
  4. Mezclar los ingredientes: es recomendable mezclar el queso rallado o el pan rallado con un poco de mantequilla o aceite de oliva para ayudar a dorar el queso o el pan rallado.

Gratinar en el microondas es una forma rápida y conveniente de cocinar alimentos con una capa crujiente y deliciosa de queso o pan rallado, pero es importante tener en cuenta que el resultado puede variar dependiendo del tipo de microondas y del alimento que se esté cocinando.

RebajasBestseller No. 1
RebajasBestseller No. 2
Cecotec Microondas ProClean 5010. 700 W, Capacidad de 20 L, Revestimiento Ready2Clean, 5 Niveles...
  • Microondas de acero inoxidable de 20 l de capacidad. Diseño elegante con frontal y tirador de acero...
Bestseller No. 3
Cecotec Microondas de 20 Litros Grandheat 3010. 700 W, 6 Niveles de Potencia, Revestimiento...
  • Microondas de 20 l con diseño compacto que se adapta a cualquier cocina y 700 W de potencia para...
RebajasBestseller No. 4
Orbegozo Mi 2115 Microondas Con 20 Litros De Capacidad, 6 Niveles De Funcionamiento, Temporizador...
  • Microondas MI 2115 de Orbegozo con seis niveles de funcionamiento repartidos en 700 W que garantizan...

Ejemplos de Platos Gratinados

Aquí te dejamos algunos ejemplos de platos gratinados:

  1. Gratinado de patatas: capas de patatas en rodajas, queso rallado y crema de leche, horneado hasta que la parte superior esté dorada y crujiente.
  2. Gratinado de verduras: una mezcla de verduras (por ejemplo, brócoli, zanahorias, cebolla) en una salsa de queso y crema de leche, cubierta con queso rallado y horneada hasta que esté dorada.
  3. Gratinado de mariscos: una mezcla de mariscos (por ejemplo, camarones, mejillones, calamares) en una salsa cremosa, cubierta con queso rallado y pan rallado, horneada hasta que esté dorada y crujiente.
  4. Gratinado de pasta: pasta cocida mezclada con una salsa cremosa y queso rallado, cubierta con más queso y horneada hasta que esté dorada y crujiente.
  5. Gratinado de pollo: una mezcla de pollo desmenuzado en una salsa de queso y crema de leche, cubierta con queso rallado y pan rallado, horneada hasta que esté dorada y crujiente.

Vídeo: ¿Qué es el Gratinado en la Cocina?

No es probable Extremadamente probable
AUDIBLE

¡Si te ha gustado la publicación «¿Qué es el Gratinado en la Cocina?», te animamos a estudiar cocina online para convertirte en un verdadero Chef o Cocinero Profesional! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!